viernes, 16 de septiembre de 2011

TEMA DE INTERÉS: LOS PROBLEMAS ACTUALES DEL COOPERATIVISMO COLOMBIANO

El cooperativismo, como cualquier proyecto social se ve afectado por factores externos e internos de los cuales se derivan sus problemas:
·         Problemas provenientes del contexto.
·         El modelo económico imperante.

La caída del muro de Berlín en 1989 inauguró una nueva época en el desarrollo del capitalismo mundial. En los años precedentes y posteriores fue tomando forma lo que hoy se conoce como el neoliberalismo mundial que simultáneamente se produjo con diferentes procesos de globalización. El establecimiento de la rentabilidad económica y la competitividad como criterios exclusivos de evaluación para cualquier empresa representa una amenaza para el cooperativismo que por definición quiere ser competitivo en la solución de los problemas sociales y económicos de la comunidad a través de formas de cooperación. Lo anterior, como señala Roberto Rodríguez (1989), Presidente en ese momento de la ACI implica, sin embargo, una contradicción para las cooperativas: al fin y al cabo la competencia tenaz, la búsqueda de la máxima eficiencia, la reducción de costos y de precios, la calidad, la productividad, la incorporación de nuevas tecnologías, la profesionalización, etc, constituyen todos ellos temas primordiales para el mundo exterior, el mundo capitalista y se caracterizan por la prevalencia de lo económico sobre lo social. Las cooperativas no pueden excluirse a sí mismas de tal realidad: se verán obligados a reducir sus costos y perfeccionar su gestión, lo cual significará con certeza el despido de personal” (Rodríguez, 1998).

·         La Violencia.
Diferentes factores (la exclusión social, la corrupción, la impunidad y el narcotráfico) han incidido en la creación de una situación de violencia extrema. En este escenario, cada vez es más pequeño el espacio para el desarrollo de organizaciones solidarias. Por fortuna actualmente florecen en el país nuevas iniciativas, principalmente en el sector rural que ven en el cooperativismo una esperanza de paz.

·         La Corrupción en la Administración.
Algunos actores políticos en la década pasada crearon cooperativas de papel para manejar dolosamente recursos del Estado. Este hecho afectó y aún afecta la imagen del cooperativismo nacional.

·         La Legislación Tributaria.
El gobierno nacional, amparado en el Estado de Conmoción Interior estableció el impuesto de emergencia para obtener recursos para combatir las organizaciones al margen de la ley.
Estos impuestos sumados a los existentes establecen condiciones desfavorables para el desarrollo del sistema cooperativo.

·         La Recesión Económica.
Por formar parte del sistema, el cooperativismo ha sido sensible a los cambios de la economía nacional. Así por ejemplo, el cooperativismo financiero entró en la crisis del sistema financiero comercial.
En el Estado no existe una política clara para la promoción del cooperativismo como estrategia de desarrollo del país.



   Los problemas provenientes de factores internos.
·         Identidad Cooperativa.
En repetidas ocasiones y en diferentes escritos aparece el problema de la identidad cooperativa. Sin duda, en la mayor parte de las cooperativas existe un núcleo social que vive la cooperación como un imperativo  ético. Este núcleo social asume las cooperativas como organizaciones democráticas, éticas y solidarias. El problema radica en el distanciamiento existente de gran parte los asociados y asociadas de un compromiso ético con el desarrollo del cooperativismo.
·         ·   La educación.
La capacidad de sobrevivencia y desarrollo del cooperativismo depende fundamentalmente del grado de educación de los asociados, de los dirigentes y de los funcionarios. Cuanto más formación y compromiso con la misión cooperativa posea el grupo social de la organización mayores serán sus posibilidades de éxito. Entendida la educación como un proceso de largo plazo para construir capacidades y valores para actuar inteligentemente en un contexto el cooperativismo no ha ingresado de manera clara en ese escenario.
Las organizaciones cooperativas, los organismos auxiliares del cooperativismo, el estado y las instituciones de educación superior tienen el desafío de lograr establecer procesos pedagógicos cooperativos capaces de generar y mantener el cooperativismo como sector socioeconómico exitoso del país.
La educación cooperativa es el punto de partida para construir las condiciones elementales para el desarrollo cooperativo: confianza, adhesión social, capacidad operativa y credibilidad. La naturaleza del desarrollo cooperativo requiere nuevos liderazgos técnica y socialmente capaces de asumir las nuevas condiciones del desarrollo cooperativo.
·        · La eficiencia empresarial.
El cooperativismo colombiano está formado por organizaciones empresariales de carácter democrático que deben competir en un medio capitalista. En este sentido las cooperativas deben estar en capacidad de construir sus propios modelos de planeación, de gestiones coherentes con la naturaleza democrática y solidaria de la empresa y pertinentes al desarrollo de las comunidades. Es necesario superar la aparente contradicción entre cooperativismo y éxito económico. Las cooperativas tienen el derecho y la obligación social de ser exitosas pero también tienen el imperativo categórico de ser organizaciones auténticamente democráticas.
·         · La Integración Cooperativa.
Sin duda uno de los factores críticos para el desarrollo del cooperativismo en Colombia y en el resto del planeta es la integración cooperativa. Como se ha indicado, en Colombia han existido procesos de integración principalmente al interior de los sectores del cooperativismo. Los intentos por lograr constituir una fuerza social y económica no han tenido suficiente éxito. Actualmente existe un interesante y prometedor proceso de integración liderado por CONFECOOP cuya estrategia consiste en desarrollar articulaciones de todos los sectores del cooperativismo en el nivel regional para lograr una posición sólida y orgánica en el nivel nacional. Existen también indicios de una integración con el cooperativismo latinoamericano a través de la ACI y de otras confederaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada